O, ¿tu jefe tiene fecha de caducidad o de consumo preferente?

Agrupado

Déjame que inicie el primer artículo de esta serie con una pregunta: ¿tu jefe tiene fecha de caducidad o de consumo preferente? Aunque al principio pueda parecerte un tanto extraña, conocer la respuesta a esta pregunta es mucho más sencillo de lo que imaginas, así que, compliquemos un poco más la situación e introduzcamos una tercera posibilidad: la existencia del jefe imperecedero.

De esta manera acabamos de crear un constructo operativo con el que clasificar a los jefes que marcan el destino de nuestra vida en las empresas. La intención de crear esta división no es más que la de dotarnos de un reductor de complejidad que permita a quienes lo utilizan ser más efectivos en la comunicación con su manager. Digamos que es una especie de “brújula para la gestión de jefes”.

Los tipos de jefes son:

1.- El jefe con fecha de caducidad.
2.- El jefe con fecha de consumo preferente.
3.- El jefe imperecedero.

Antes de seguir adelante aclaremos que no estamos catalogando personas (ser) sino que lo que valoramos son comportamientos (hacer). Como ya os conté en el post titulado El líder no existe, el axioma ”Liderar consiste en hacer y no en ser” es una de las piedras angulares sobre la que he construido mi modelo de liderazgo, y el principio con el que diferenciar a los distintos tipos de jefes. Para poder clasificarlos dentro de una de estas categorías operativas lo que haremos es simplemente analizar su comportamiento en el ámbito profesional, fijándonos en una serie de rasgos clave de los que hablaremos más adelante.

 

¿Para qué te va a servir catalogar a tu jefe (o catalogarte a ti mismo, si eres jefe)?

En el primer caso puede facilitarte mucho tu vida profesional, puesto que una vez que hayas identificado a cuál de los tres grupos pertenece la forma de liderar de tu jefe te será mucho más fácil comunicarte de forma efectiva con él, y así aumentar tus posibilidades de “influir” en sus decisiones (managing up). En el segundo caso, si he de explicártelo tal vez sea mejor que no lo sepas.

Empecemos por cómo aprender a diferenciarlos. Veamos algunos de los rasgos que caracterizan a cada una de estas clasificaciones y las diferencias que hay entre ellas:

 

1.- El jefe con fecha de caducidad.

Esta categoría de jefes valora a los miembros de su equipo por la afinidad que haya establecido con ellos. De esta manera será mucho más tolerante con los hechos y los resultados de aquellos que gocen de su beneplácito que con los que no se encuentran entre sus “elegidos”.

fecha de caducidadSi tratas de averiguar qué rasgos tienen sus “favoritos” seguramente te darás cuenta de que no siguen un patrón establecido y, tal vez, tras mucho observar y analizar puedas llegar a la conclusión de que esta elección la hace de forma instintiva y sin ninguna racionalidad. Lo único cierto es que sólo él tienen garantizado el triunfo en la relación.

Habitualmente el liderazgo de este tipo de mánager está basado en generar temor. La mayoría de las veces es un temor ligero, que no suele crearse con actos directos y contundentes, ya que las normas de la empresa (y la legalidad vigente) no se lo permiten. Es común que sus afilados comentarios se disfracen de bromas, evitando de esta manera exponerse directamente con lo que dicen. También es probable que en tus primeros contactos con él, o cuando así le interese, te parezca muy profesional, cercano y simpático, pues es común que cuente con un fantástico don de gentes.

Casi siempre es un apasionado de la técnica del palo y la zanahoria. Con sus Acciones de Liderazgo premia a quienes se comportan como él desea y castiga a quienes no lo hacen, aunque los comportamientos que gratifica y/o penaliza no tengan nada que ver con la consecución de los objetivos marcados por la empresa.

Se centra en generar inestabilidad e incertidumbre, especialmente entre aquellas personas que no comparten sus ideas, o simplemente que no tienen su favor, y desde esta posición de fuerza suele erigirse en salvador del empleado al “ayudarle a mejorar” si hace lo que él le diga, si le obedece de forma ciega.

brujulaEs habitual que se muestre cercano contigo y que incluso te hable de las debilidades y defectos de otras personas del equipo, lo mismo que hará con ellos sobre ti. Su fortaleza está en la debilidad del equipo.

Ni siquiera si eres uno de los suyos podrás sentirte tranquilo y a salvo, pues, es común que cree problemas en los que te veas involucrado para poder librarte del atolladero y que de esa forma le debas un favor, que se cobrará cuando llegue el momento.

Es un fiel seguidor del libro El ejecutivo al minuto de Spencer Johnson.

Le encanta el poder de decisión, la autoridad y que los otros estén  subordinados a él, por lo que siempre adopta una posición de superioridad respecto a los componentes de su equipo.

Podríamos definir su estilo de liderazgo como Liderazgo Duro. Suele ser blando con los comportamientos y duro con las personas. Piensa en el corto plazo y puede lograr grandes resultados si no importa que la relación y la comunicación con el equipo no sea fluida.

En resumen, el quién es más importante que el porqué, el qué o el cómo.

¿Qué más rasgos crees que tiene el jefe con fecha de caducidad?

Continúa en el post titulado “La brújula para liderar a tu jefe (II)”.

Sigueme en twitter

 

Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo!

LA BRÚJULA PARA LIDERAR A TU JEFE (I)
Etiquetado en: